Hoy casi 100.000 discapacitados no tienen las posibilidades de contar con una silla de ruedas que les permite tener una vida normal. Los tiempos de desplazamiento de una silla tradicional hacen muy difícil llegar a tiempo al trabajo o cualquier destino cotidiano limitando las posibilidades sociales de las personas. Los costos de una silla profesional son elevados, con lo cual, aprox. el 90% de estas personas no tienen posibilidades económicas para tener esta herramienta de vida.

Gracias a TRUM hoy existe en nuestro país una alternativa viable y a menor costo. Ahora es momento de apoyar la iniciativa y acercar estas herramientas a quienes lo necesitan.

Escríbenos y cumplamos el sueño de quienes necesitan tener una vida normal.

trum 3

trum